Paro General Parcial del 6 de abril

PIT-CNT reconoce situación compleja del país, pide que se adelanten correctivos y exige al gobierno un cambio de la pauta salarial

En 45 minutos de oratoria Gabriel Molina, integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT y responsable de la Secretaría de Prensa de la central sindical, sostuvo que el país está viviendo “una situación muy compleja”, que no se debe caer en las “guiñadas” que se le hace a los sectores populares para no caer en un gobierno como el de Argentina, reclamó que los correctivos (ajustes) se realicen antes de 2017 y exigió que el gobierno modifique la pauta salarial que impulsa en los Consejos de Salarios. El dirigente también llamó a defender la democracia en el continente ante el avance de sectores reaccionarios y subrayó que los avances logrados en el Uruguay “no se pueden detener”.

13001033_639845036168068_8334244792138914774_n

Molina comenzó su discurso confesando que “es un honor pertenecer a la clase obrera, al movimiento sindical mundial y al PIT-CNT. (El PIT-CNT) es la única organización capaz de organizar y de hacer un acto de esta magnitud. No hay nadie que sea capaz de hacerlo hoy, ni siquiera en el mundo. Para nosotros hubiera sido muy fácil agarrar el discurso más asqueroso que anda en la vuelta, tomar lo que algunos oportunistas de izquierda andan diciendo por ahí y ponerlos adentro de una licuadora para tirar el resultado aquí. Hubiera sido muy fácil y de un conformismo increíble. Pero, compañeras y compañeros, sería una falta de respeto para el movimiento sindical y para el pueblo uruguayo”.

El integrante del Secretariado Ejecutivo de la central sindical afirmó que “estamos en una situación muy compleja, la que merece una reflexión para llegar a definiciones concretas. No podemos marearnos con algunos discursos facilongos que algunos andan dado por ahí y ellos son los promotores de la crisis que nos golpeó hasta el 2004. En especial en América Latina estamos pasando por una situación extremadamente compleja. Estamos viviendo una clara y nueva contraofensiva del imperialismo. Con la cual se intenta desestabilizar las democracias y los gobiernos. (Ejemplo de ello es) Venezuela, Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, entre otros. Hoy decimos firmes y a los cuatro vientos que vamos a defender la democracia hasta las últimas consecuencias”.

Recordó en su discurso Molina que se llevaron adelante en nuestro país dos actividades importantes: el VII° Encuentro Sindical Nuestra América (ESNA) y la actividad de la Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas (CSA). En estas reuniones se adoptaron relevantes resoluciones, como el compromiso en la defensa de la democracia y la soberanía y la posición de que la clase obrera Latinoamericana trabaje a partir de ahora en la organización de una movilización regional para enfrentar al imperialismo. Imperialismo este que, aunque se quiera pintar de simpático y aparezca (Barack) Obama muy cómico, es el mismo que destrozó la isla de Granada y mató a cientos de miles de seres humanos en el mundo. No nos vamos a confundir, aunque trabajen de otra forma y nos intente caer simpáticos. Lo peor que nos puede pasar es perder la memoria. La situación que se vive en el mundo hay que seguirla muy bien y no a través de medios como la CNN o BBC de Londres. En este contexto internacional y Latinoamericano está nuestro país”.

13001073_639845119501393_6232627873958128534_n

La cruz de los caminos

El sindicalista hizo hincapié nuestro país vive un proceso de cambio y hoy se encuentra “en la cruz de los caminos. Se tiene que avanzar tomando medidas concretas que apunten a romper el techo que le impone el modelo capitalista para seguir avanzando. Si esto no pasa estaremos ante un claro retroceso. Lo que permitirá que la derecha más rancia se coloque nuevamente en el poder y lleve adelante un claro ajuste de cuentas. Todos los que estamos acá (Palacio Peñarol), los que están afuera y gran parte  del pueblo uruguayo le dimos una oportunidad a los cambios y ellos no se pueden detener porque hay que seguir avanzando, seguir construyendo”.

Agregó que “desde la seriedad y la humildad queremos plantear algunas cosas. Nosotros no compartimos para nada las pautas salariales. El conjunto de la clase obrera dio la pelea y en algunos casos se rompieron y en otros casos el gobierno terminó votando junto con los empresarios. Acá es donde está el error profundo que no ayuda a seguir construyendo. Desde el movimiento sindical no le entregamos la izquierda ni la derecha a nadie. No hay nadie, nadie que separe a la izquierda de este movimiento sindical uruguayo”.

Molina reconoció que el 2016 comenzó de manera “muy compleja. Hay algunos temas que nos preocuparon mucho. De todos modos no vamos a reconocer que cerramos un 2015 con una de las victorias más importantes que tuvo el movimiento sindical uruguayo, y por ende el pueblo uruguayo, que fue la decisión del gobierno de retirarse de las negociaciones del TISA. Si hubiera avanzando hoy estaríamos hipotecando el desarrollo del país y el futuro de las nuevas generaciones. En 2015 en los Consejos de Salarios nos pidieron mesura a la hora de los acuerdos porque no se podía trasladar a los precios los aumentos que se conquistaran. Ahora resulta que en enero aumentaron las tarifas públicas y se trasladó el aumento a los precios. Todo aumento y nuestras familias comenzaron a perder poder adquisitivo. Comenzamos un camino que, aunque sea poco, significa pérdida salarial. Por lo tanto reclamamos, como ya se lo dijimos al presidente de la República, que se cambien las pautas salariales. Controlar el salario es fácil, nosotros pedimos que comiencen a aportar las grandes ganancias y el capital de este país. Han crecido enormemente y hoy están preocupados. El camino que planteamos es aumento de salario real en base a la inflación, más y mejor inversión pública, Trabajo y el respeto a los convenios colectivos”.

13012802_639845689501336_841633179702148801_n

“Al dólar no lo paró ni peteco”

El orador recordó que en el 2015 se le presentó un documento al presidente Tabaré Vázquez en el cual “planteábamos que parte de las reservas fueran destinadas a la inversión y se nos dijo por ahí que éramos unos trasnochados, unos locos. Las reservas no se pueden tocar, nos dijeron. Ahora resulta que tomaron parte de las reservas para controlar el aumento del dólar y al aumento no lo paró ni peteco. Esta por las nubes y según dicen va a seguir subiendo. Vamo´ arriba bó. ¿por ser trabajadores no nos van a escuchar? Hoy volvemos a reclamar que parte de esas reservas sean destinadas a la inversión, a través de las cuales se reactivará la economía, la industria nacional y se estará fomentando el trabajo”.


Oratoria de Gabriel Molina en acto del Paro parcial del PIT-CNT

Apoyo a leyes

A continuación Molina señaló que antes de la reunión con el presidente ya el gobierno había anunciado que la pauta salarial se mantendría, lo que nos pareció incorrecto. Más allá de esto se consideró dentro del propio movimiento sindical que había sido positivo que el presidente de la República asumiera impulsar algunas de las leyes que forman parte del reclamo sindical: la ley de insolvencia patronal, una ley que atienda el femicidio y una ley que atienda a los compatriotas discapacitados. El parlamento aprobó recientemente una normativa que impide el despido sin causa justificada. “Esto es importante porque hoy los trabajadores están siendo atacados por empresarios que aún tienen en su cabeza aquello de que el mejor sindicato es el que no existe. Ahora le decimos: buen provecho hermano, fumátelo en pipa chica, porque acá está el movimiento sindical uruguayo”.

Prioridades

Molina le exigió al gobierno que modifique las pautas salariales, para que sean acordes a la realidad y no estén de espalda de la misma. El otro reclamo es la modificación del artículo 4 del Presupuesto para que el correctivo salarial sea antes del 2017.

“Ahora hay que exigirles a los que manejan los precios del mercado que los controlen realmente, no nos pueden tomar el pelo. Los que hacemos mandados sabemos que nos remarcan los precios permanentemente y aquellos empresarios que no respetan el control de precios que sean sancionados”, dijo el integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT.

Mala voluntad

El dirigente sindical subrayó la posición de que “se respeta lo que se firma en los Consejos de Salarios. No vamos a permitir que lo que se acordó en el MTSS se violente a través de otras vías. Por eso el reclamo de nuestros compañeros de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) es nuestro. Los convenios están para respetarse”.

“Existe mala voluntad de parte de los empresarios a la hora de negociar. Un ejemplo concreto es lo que le sucede a los trabajadores de la empresa Terminal de Contenedores Portuarios (TCP). Estaban a punto de acordar los compañeros y los empresarios de Bélgica, desde Europa, dan directivas para que la patronal se levante de la negociación. Tenemos que decir muy fuerte que Uruguay no es una isla, tiene leyes y una Constitución y se respetan. (…) Nos duele la muerte de trabajadores del trasporte, del almacenero, el comerciante, a raíz de alguna bala loca. Esto es parte nuestra también. No vamos a mirar de espalda esta realidad, no vamos a hacernos los chotos, o vamos a convocar cosas a través de facebook haciéndonos los apolíticos. No somos ni asexuados, ni apolíticos ni vegetarianos, reales. Por lo tanto el movimiento sindical uruguayo convocara a los trabajadores involucrados y al gobierno para buscar soluciones entre todos”, indicó el dirigente del PIT-CNT.

Molina sostuvo que hoy se está enfrentando un desafío nuevo. “La unidad el movimiento sindical uruguayo no está en cuestión, al contrario. A pesar de algunos intentos divisionistas. Como ejemplo de ello se debe recordar la disputa que se nos planteó a la hora de elegir al representante de los trabajadores en el Directorio del BPS cuando se presentó una lista fomentada desde el riñón del Partido Nacional (PN), no nos hagamos los idiotas. Nuevamente se rompieron los dientes contra el puño de la unidad de la clase obrera. A la hora de ser autocríticos debemos reconocer los errores y la discusión se da adentro del PIT-CNT. Estamos por cumplir 50 años de la CNT y no debemos tener miedo de decir las cosas: viva la unidad de la clase trabajadora!!!”.

Guiñadas

El orador llamó la atención de los trabajadores ante lo que electoralmente sucedió en Argentina. “Los compañeros argentinos querían cambiar y cambiaron, ganó (Mauricio) Macri. El resultado por ahora es más de 10.000 trabajadores públicos destituidos, la suba del transporte del 300%, el 500% de aumento de las tarifas públicas, el 50% de pérdida del poder adquisitivo… ¡Qué cambios! Ahora, si nosotros cometemos la torpeza de aceptar las guiñaditas que nos hacen estaremos como en Argentina. Miremos para Argentina. No podemos dejar de decir que hoy hay cosas que están mal y unas de ellas son las pautas salariales. No se pueden hacer cambios a espalda de los trabajadores. Nosotros no queremos retroceder ni un tantito. El movimiento sindical uruguayo nació desde el fondo de la historia para avanzar y para construir. El final es una sociedad sin explotados ni explotadores”.

Fuente: PIT – CNT